Homeopatía en la gripe

¿Como nos puede ayudar la homeopatía en la gripe?

Durante los meses fríos  del año a menudo padecemos de infecciones respiratorias virales. Al comienzo de la temporada nos puede atacar alguno de los cerca de 200 virus responsables del estas enfermedades.  De las complicaciones de la gripe se ven particularmente afectados  los niños y las personas con inmunidad más débil.

Desafortunadamente, no hay cura para la gripe. El tratamiento prescrito por los médicos es sintomático. El uso de antibióticos es inapropiado, excepto en casos de infección bacteriana secundaria y complicaciones. Las medidas más prudentes son las preventivas. Estas incluyen evitar el contacto con enfermos, aumentar la higiene personal y fortalecer el organismo.

Con el fin de fortalecer el cuerpo, para que sea capaz de hacer frente al virus rápidamente, se debe proporcionar:

  • tiempo suficiente para descanso y sueño reparador: para que los mecanismos de recuperación puedan funcionar de manera efectiva;
  • nutrición equilibrada: para mantener los niveles óptimos de energía, nutrir los órganos y los componentes del sistema inmunitario;
  • más movimiento: para mantener el metabolismo, el sistema inmune y en general todo el organismo con tono;

Para prevenir los síndromes gripales se recomienda tomar adicionalmente suplementos, como la vitamina C y el zinc. Útiles en la lucha contra la gripe son también la equinácea, la jalea real, el propóleo.

La homeopatía tiene un rico arsenal de medicamentos para ayudar al cuerpo en las enfermedades virales estacionales. Es bueno tener algunos medicamentos básicos en el botiquín en casa que servirán de primeros auxilios en caso de que no tengas acceso a un médico o farmacéutico. ¡Pero esto no significa descuidar la consulta profesional!

Tratamiento homeopático preventivo para el gripe

El tratamiento no es complicado y generalmente es efectivo. A los pacientes les gusta y están contentos de compartir la receta en la familia, entre amigos y conocidos.

  • INFLUENZINUM 9 CH: (debe ser fabricado a partir de la vacuna estacional para el año en curso). En una dosis por la mañana una vez  a la semana durante tres semanas consecutivas, luego una vez al mes de octubre a febrero;
  • OSCILLOCOCCINUM: en una dosis por la mañana, una vez  a la semana,  por las mismas tres semanas consecutivas, y luego una vez al mes de octubre a febrero;
  • SILICEA 9CH: 5 gránulos por las noches, de lunes a viernes, durante estas tres semanas consecutivas, luego una vez al mes de octubre a febrero;
  • ECHINACEA 5CH: 5 gránulos por las mañanas, de lunes a viernes, durante las tres semanas consecutivas, luego una vez al mes de octubre a febrero;

Los medicamentos más utilizados una vez que aparezcan los síntomas de gripe son: BRYONIA, GELSEMIUM, RHUS TOXICODENDRON, ARSENICUM ALBUM u EUPATORIUM PERFOLIATUM.

La combinación personalizada más adecuada para ayudar al cuerpo una vez que se tiene la gripe es, por supuesto, bien aconsejada por un médico homeópata. El enfoque homeopático de estas enfermedades agudas permite la adaptación a la reactividad individual del paciente, que siempre será diferente, incluso con el mismo virus. En este enfoque son importantes  la reactividad del paciente y la estimulación de su sistema inmune, mientras la etiología virológica exacta no importa mucho. Lo único que importa es la observación cuidadosa de los síntomas. Varias preguntas permiten identificar la medicación necesaria.

Cuando los medicamentos se toman con los primeros síntomas después de que el paciente ha estado en contacto o en un ambiente enfermo, esto evita la progresión de la enfermedad.